Yoga y respiración

Yoga y respiración

Yoga y respiración.

Pranayama: técnicas de respiración que se utilizan en yoga y contribuyen a canalizar la energía. Pranayama es un término en sanscrito que significa “control de la respiración”. En Yoga la respiración casi siempre se realiza por la nariz, a menos que se indique lo contrario.

Respirar es lo primero que hacemos al venir al mundo y es lo último, también. Es de suma importancia: sin ella no podemos vivir, y es la única función vital de nuestro cuerpo que podemos controlar. Pero de la que no somos nada conscientes.

La respiración se acelera con el estrés o con la ansiedad. Se acorta, y respiramos con la zona alta de los pulmones de forma mucho más acelerada.

La primera vez que yo experimenté un ataque de ansiedad fue en la calle después de salir de una panadería de comprar en un día festivo. Sin más sensación de estrés que ese. Pero la sensación fue horrible: mareo, vértigo y sensación de opresión en el pecho, y de ahogo. No era consciente de lo que me estaba pasando, ni de la cantidad de tensión que estaba almacenando mi cuerpo. Habitualmente solía pensar que podía con todo!!! Pero con esto no! No podía respirar. Mi cuerpo me estaba pidiendo parar, me estaba obligando a parar.

Con la ansiedad aparecen muchos síntomas: sudoración, mareos, dolores abdominales, dolores musculares … y entre ellos, la respiración acelerada… de todos estos síntomas el único susceptible de ser modificado en el momento y notar un alivio es la respiración.

El Yoga es una herramienta muy poderosa para ser conscientes de cómo respiramos, y cómo aprender a hacerlo de otras formas si necesitas calmarte.

Utiliza pranayamas, que no son otra cosa que técnicas de respiración. Puede parecer exagerado, pero cuando empiezas a ser consciente de tu propia respiración ocurre algo impresionante: empiezas a ser capaz de controlar muchas sensaciones desagradables que tu cuerpo experimenta por motivos emocionales. Es mágico.

Yo he realizado varias técnicas con diferentes profesoras de Yoga. A mí me funcionan concretamente dos: una técnica mediante respiración abdominal: y otra, alternando las dos fosas nasales.

Puede que al principio te pongas nervioso, que te ahogues, que no puedas hacerlo…. pero prueba, continúa, el efecto es mágico!! Aprende a respirar y a ser consciente de cómo lo haces!! Aprende a hacerlo de diferentes maneras si lo necesitas!! Y transmítelo: si tienes hijos, ayúdales a respirar y a que gestionen mejor sus emociones.

Anímate; a practicar, y Respira!!

Va de Yoga, tu tienda de deporte para hacer ejercicios de yoga en casa.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *